sábado, 22 de febrero de 2014

Los álamos de Cristo, de Alejandro López Andrada

ENTREVISTA   A    ALEJANDRO    LÓPEZ    ANDRADA

             Nuestro paisano escritor, hijo predilecto de la localidad, autor de más de una treintena de libros (poesía, narrativa y ensayo), algunos galardonados a nivel nacional con premios como el San Juan de la Cruz o el Premio Iberoamericano “Rafael Alberti”, acaba de publicar su nuevo libro “Los álamos de Cristo”, editado por la Editorial “Trifaldi”, de Madrid, en la que ha publicado sus dos anteriores obras: “La esquina del mundo” (2012) y “La tumba del arco iris” (2013). En esta entrevista nos habla de los contenidos de este nuevo libro y de los motivos que le movieron a escribirlo.

Pregunta: ¿De qué habla su libro “Los álamos de Cristo”?

Respuesta: Habla de temas que, según vemos a diario, hoy no están de moda. Temas como, por ejemplo, la ternura, el amor, la fe y la espiritualidad. Y, sobre todo, habla de la admiración de un niño, y luego hombre, por la figura de un cura rural.
P: ¿Existen en la realidad esos “Álamos de Cristo?

R: Sí que existen. No están lejos del pueblo; pero ese es un secreto que guardo en el libro y no quiero descubrir.

P: ¿Está basado su argumento en hechos reales o, al contrario, es un libro de ficción?

R: En “Los álamos de Cristo” narro hechos que han sucedido en la realidad y que, al menos muchos de ellos, he conocido. Pero, ante todo, su argumento gira en torno a la figura de un sacerdote al que yo admiré muchísimo de niño y sigo admirando hoy día: don Francisco Vigara, una persona que supo inculcar en mi espíritu una firme e indestructible fe en Dios y en el Más allá.
P: Entonces, el libro no es una novela sino un libro de ensayo.

R: Bueno, aunque el argumento de la obra es la vida de un cura, en realidad el tono y el estilo en que está escrita la acercan más al género de la novela biográfica, porque se puede leer, y de hecho se lee, como una novela con una trama ágil y fluida. El lector que tome el libro entre sus dedos no podrá dejarlo y lo leerá de un tirón.

P: Si es así, como dices, ¿cuánto tiene “Los álamos de Cristo” de tu propia biografía?

R: Prácticamente todo lo que aparece en el libro es real, como antes dije, y pertenece, en una gran parte, a experiencias vividas por don Francisco Vigara, el protagonista de la historia, aunque también, por otro lado, es mi libro más sincero y autobiográfico, pues aparecen narrados muchos momentos de mi niñez y experiencias de personas que, antaño, vivieron muy cerca de mí, en mi espacio familiar. 
P: ¿Qué esperas conseguir con este nuevo libro?

R: Llegar al corazón de muchas personas y, de algún modo, mostrar el ángulo bueno y positivo de la vida, poniendo como ejemplo la excelente labor de un sacerdote, don Francisco Vigara, que se dedicó en cuerpo y alma a trabajar por la fe y la religiosidad de nuestro pueblo, Villanueva del Duque, durante más de medio siglo. Estoy convencido de que es un libro escrito a contracorriente, pues habla de lo que yo nombro “Estética del bien” contra lo que hoy tanto se lleva: la “Estética del mal”.

P: ¿No has sido consciente de lo que arriesgas al escribir y publicar libros como éste, dedicado a la vida de un sacerdote?

R: Claro que soy consciente de lo que arriesgo. Cómo no; pero creo que ahora más que nunca debo dar testimonio de mi fe cristiana y lo hago gustosamente, pues Jesucristo, nuestro Señor, es quien guía mi vida desde mi infancia, y a Él le debo lo poco que soy y he sido hasta hoy. A los sacerdotes se les ataca hoy más que nunca; pero debo decir que he conocido curas extraordinarios, muchos de ellos, además, muy buenos amigos míos. Yo, desde niño, quise ser cura. He sido y soy una persona muy espiritual. Mis ojos siempre han mirado a otra vida invisible, más alta.  Mis modelos son, además de Jesús, San Francisco de Asís, el Padre Pío de Pietrelcina y el Papa Juan XXIII. 

P: Por último, ¿qué les dirías a aquellas personas que deseen adentrarse en la lectura de “Los álamos de Cristo”?

R: Solo puedo decirles que la historia no les va a decepcionar. Es un libro lleno de poesía, de magia, de ternura, de verdadero amor, y que habla de cómo se puede, y se debe, construir el cielo aquí, en la tierra, siguiendo el modelo de Cristo, la luz que nos guía hacia la Eternidad.

                            José Caballero Navas

miércoles, 19 de febrero de 2014

¡Ve y haz tú lo mismo!...Misión País es un proyecto grande

MISIÓN PAÍS ESPAÑA 2014  (RESUMEN)

¡Misión País es un proyecto grande!

                                por Beatriz Cornejo Mazzuchelli (Jefa de Misión País España 2014)

Misión País es un proyecto grande, un sueño, una idea descabellada que se hizo realidad en Chile y en Portugal. Los jóvenes de Schoenstatt en España nos sentíamos muy llamados a regalar, a llevar a Jesús a la universidad, a transmitir la gran alegría que es para nosotros nuestra fe, a cambiar España, a dar una respuesta profunda a las necesidades y anhelos de tanta gente, de tantos amigos nuestros que no tienen nada por lo que apostar, que se encuentran desorientados en su camino hacia la felicidad. Y es que cuando Dios te llena el corazón, sientes la necesidad de dar, de transmitir, de amar. 
Poco a poco fuimos materializando este idealismo y fuimos concretándolo en lo que sería Misión País España 2014. Buscamos un pueblo donde ir a hacer misión, talleres y actividades para desarrollar en el pueblo; y con ayuda de jóvenes  de Portugal fuimos ideando unas misiones sencillas, abiertas a gente de las universidades. El 12 de febrero, 22 jóvenes partíamos expectantes rumbo a Villanueva del Duque, un pueblecito cordobés situado a 4 horas de Madrid. 
En Villanueva quedamos todos impactados con el acogimiento de las personas, muy especialmente  con la Alcaldesa y con el Párroco de la Iglesia de san Mateo, Don Ignacio Mora. Han sido días llenos de Dios, llenos de momentos especiales, que empezaban con diversas actividades evangelizadoras  desde  por la mañana (visita a la residencia de ancianos, visita al colegio, cantos por las calles y visitas a los negocios del pueblo, visita al ayuntamiento, a la casa-cuartel de la guardia civil, entrevista en la radio local-Radio Guía, renovación de la ermita de la Virgen patrona del pueblo Nuestra Señora de Guía, etc.). Por las tardes nos dividíamos por parejas de misioneros y visitábamos cada casa llevando la Virgen Peregrina de Schoenstatt (“Puerta por Puerta”). También fuimos acogidos por las dos bandas de semana santa que acompañan las procesiones de las hermandades del pueblo y asistimos a su ensayo que nos dejó impresionados. A las 20.00 H nos uníamos a la Misa de la parroquia y animábamos con nuestro canto. Desde el primer día muchos jóvenes del pueblo se unieron a nosotros y nos acompañaban en las actividades. También hicimos competiciones (como un partido de fútbol con los chicos de allí),  testimonios en los que participó gente del pueblo, vigilia de jóvenes nocturna, etc. 
Llegamos a Villanueva del Duque llenos de alegría y de ilusión, pero la entrega de cada uno de nosotros, así como la calidez de cada persona con la que nos hemos encontrado en el pueblo, han hecho de estas misiones una experiencia de Dios indescriptible que ha superado con creces nuestras expectativas. Misión País ha llegado a Villanueva del Duque y Villanueva del Duque nos ha cambiado a todos nosotros. Entre los misioneros se ha formado una pequeña familia, una familia de jóvenes sorprendidos de lo que Dios puede hacer a través de nosotros si nos ponemos a su disposición. 
Con Misión País buscamos que los jóvenes universitarios españoles dediquemos una semana al año a mejorar nuestro país, a hablar de Dios a otros, a profundizar, a plantearnos nuestra vida, a darnos a los demás, a encontrarnos con Jesús. Nosotros no sabíamos cómo traer Misión País a España, ni siquiera teníamos idea de cuanta gente querría apuntarse, tampoco cómo sería el pueblo, y ni si quiera si una vez allí las cosas iban a funcionar. Dios ha sido el artífice, Él sí sabía. Yo saco una conclusión: Dios quiere llegar a los jóvenes españoles, quiere llenarnos de felicidad. La llegada de  Misión País a España ha sido un éxito porque ha sido y es, un proyecto pensado y sacado adelante  por Él.

+VE Y HAZ TÚ LO MISMO+

martes, 18 de febrero de 2014

Festival de clausura de Misión País 2014

Con lleno hasta los topes, concluyó la Misión País 2014 en Villanueva del Duque, con un Festival Joven en el Salón Polivalente. Los ensayos se alargaron durante la mañana
Ensayos y preparativos durante toda la mañana del domingo, después de la Santa Misa
Se representó una pequeña obra de teatro con una actualización de la parábola del "Buen Samaritano" a los tiempos actuales, trasmitiendo con humor el Evangelio del buen Jesús
 Actuaron tanto jóvenes misioneros como niños y jóvenes villaduqueños
El festival continuó con la proyección de un emotivo vídeo con imágenes tomadas durante toda la Misión País 2014 en Villanueva del Duque
 Los cantos y la alegría desbordante alargaron la jornada
Finalmente hablaron la Alcaldesa María Isabel Medina, que agradeció a los misioneros su labor social con niños y ancianos y don Ignacio nuestro Párroco, que resaltó la vertiente evangelizadora de la "contagiosa" alegría cristiana 
Despedida hasta el año que viene, donde volveremos a recibir a Misión País, en este caso 2015, en nuestra parroquia San Mateo Apóstol de Villanueva del Duque. Don Ignacio muestra a todos los asistentes el regalo recibido de parte de los misioneros...la verdadera protagonista de estos días...la Mater, la Virgen Santísima

¡¡¡VE Y HAZ TÚ LO MISMO!!!

video

jueves, 13 de febrero de 2014

Misa de Envío y primer día de Misión País en Villanueva del Duque

Entrevista a los jóvenes misioneros en Radio Guía.


Misión País 2014 Villanueva del Duque
Santa Misa de Bienvenida a la Misión País 2014

Los villaduqueños dieron la bienvenida a Misión País
Los misioneros se presentan
Rito de Envío parroquial a los jóvenes misioneros


Profesión de Fe Católica

Tareas de limpieza en la Ermita
Trabajando en la santería de la Ermita de la Patrona

Entrevista en Radio Guía
Testimonios y cantos



A la puerta del colegio anunciando el Amor de Dios con alegría cristiana
Adoración al Santísimo durante la misión casa por casa